Test

¿Eres un comedor compulsivo?

Ahora que has encontrado la Comunidad de Comedores Compulsivos Anónimos, querrás saber si nuestro programa es o no adecuado para ti. Muchos de nosotros hemos encontrado útil responder las siguientes 15 preguntas para ayudarnos a determinar si tenemos o no la enfermedad de comer compulsivamente:

1. ¿Cómo cuando no tengo hambre, o no como cuando mi cuerpo necesita alimento?

2. ¿Me atraco con comida sin razón aparente, incluso algunas veces sintiéndome demasiado lleno y hasta enfermo?

3. ¿Tengo sentimientos de culpa, pena o vergüenza con respecto a mi manera de comer o a mi peso?

4. ¿Cómo moderadamente en frente de otros y luego compenso cuando estoy a solas?

5. ¿Cuándo mis emociones son intensas, ya sean positivas o negativas, me encuentro a mí mismo buscando comida?

6. ¿Mi manera de comer está afectando mi salud y mi vida?

7. ¿Mis comportamientos con la comida me hacen infeliz a mi o a otros?

8. ¿Alguna vez he usado laxantes, diuréticos, dietas, pastillas, he vomitado, he hecho ejercicio excesivo o intentando intervenciones médicas (incluso cirugías) intentando controlar mi peso?

9. ¿Hago ayunos o restrinjo el consumo de comida para controlar mi peso?

10. ¿Fantaseo acerca de cómo mejoraría mi vida si tuviera una talla o un peso diferente?

11. ¿Necesito estar masticando o teniendo algo en mi boca todo el tiempo: comida, chicles, mentas, dulces, o alguna bebida?

12. ¿He comido alguna vez comida quemada, congelada, dañada, he consumido comida de los mostradores del supermercado sin cancelar o incluso he sacado comida de la basura?

13. ¿Hay ciertos alimentos que una vez he comido el primer bocado, no puedo parar de consumirlos?

14. ¿He perdido peso con una dieta o con un “periodo de tiempo de control” solamente para ser seguido por un periodo de descontrol comiendo, ganando el peso perdido de nuevo?

15. ¿Gasto mucho tiempo pensando en comida, discutiendo conmigo mismo acerca de que debo o no debo comer, planeando la siguiente dieta rutina de ejercicios o contando
calorías?

¿Has respondido que sí a varias de estas preguntas? Si es así, es posible que seas un comedor compulsivo o tengas problemas con la comida.